Recomendaciones para compra y conservación de alimentos en verano

Horacio Elverdín, Director de Bromatología, informó acerca de las recomendaciones la para la compra y conservación de alimentos en temporada de verano. “Siempre de cara a la temporada estival desde esta dirección reforzamos los controles fundamentalmente en aquellos lugares donde se venden alimentos perecederos que necesitan algún tipo de conserva -frío por lo general- para permanecer estables”, dijo Elverdín.

 

“A los vecinos siempre recomendamos que siempre miren bien las etiquetas y las fechas de vencimiento, por una cuestión de calidad del alimento a consumir. Por otra parte, los alimentos que necesitan cadena de frío para conservarse y esta se corta, empieza un proceso de alteración que modifica al alimento y puede provocar enfermedad o intoxicación. Si el vecino va a comprar lácteos o carne, debe verificar que estén en frío, y retirar estos alimentos de las heladeras al último para que no estén tanto tiempo a temperatura ambiente”. 

 

“En cuanto a la carne, el primer signo de alteración es el oscurecimiento, que no necesariamente quiere decir que se ha cortado la cadena de frío. El oscurecimiento es pérdida de humedad que indica que la carne es vieja y no fresca. El corte de cadena de frío de la carne por mucho tiempo empieza a generar olor fuerte y es signo de alteración bacteriológica, un indicio del proceso de putrefacción”.

 

“La Dirección de Bromatología recibe este tipo de denuncias ya que contamos con un laboratorio donde analizamos las muestras y realizamos informes técnicos en caso de secuestro o denuncia por un alimento en mal estado”.