La Municipalidad autorizó la demolición de las ruinas de una casa en riesgo de derrumbe

La Secretaria de Patrimonio Histórico y Cultural, Lis Claverie, explicó la demolición de un inmueble particular ubicado en calle Las Heras y Rivadavia. “El requerimiento partió de la premisa de un canal de cable según la cual el referido inmueble tendría un carácter histórico. En realidad se trataba de un inmueble abandonado, en ruinas e irrecuperable, que venía siendo objeto de numerosos reclamos por parte de los vecinos, porque estaba invadido de malezas y roedores que ponían en peligro la salubridad pública”, dijo la funcionaria

“Además, los muros externos ‒lo único que se conservaba del mismo‒ se encontraban en peligro de derrumbe con todas las consecuencias que ello implicaba para la seguridad física de las personas. Concretamente, el inmueble no contaba con techo y los muros de la fachada funcionaban como cierre de un terreno baldío”.

“El Intendente Ponce me impartió instrucciones inmediatas para que se emitiera el correspondiente informe desde la Dirección de Obras Privadas y Catastro a los fines de verificar si el pedido de demolición estaba debidamente justificado y había cumplido con todos y cada uno de los requisitos exigidos por las Ordenanzas correspondientes. El resultado del informe, suscrito por la Directora de Obras Privadas, Gabriela Pisoni, fue que el expediente se encontraba totalmente en regla”.  

“Tampoco se trataba de un inmueble que reuniera las características de un bien con valor histórico, arquitectónico o cultural significativo, en razón de que el avanzado proceso de deterioro le había hecho perder al mismo todo atributo con el que pudiera haber contado en su momento”.

“Es intención del Municipio contar con su propio plexo normativo propio y su correspondiente autoridad de aplicación y que es en esto en lo que se está trabajando denodadamente para evitar todo tipo de acciones de expoliación del patrimonio de la ciudad. Por lo tanto se está elaborado el Proyecto de Ordenanza de Creación del Casco Viejo de la Ciudad de San Luis, a ser presentado para su tratamiento y aprobación por parte del Concejo Deliberante inmediatamente después que termine el receso del mismo”.

 

“Una vez creado el “Casco Viejo”, se someterá a la votación y aprobación del Concejo la Ordenanza que habrá de regir todos los aspectos relativos a su Patrimonio Histórico y Cultural. Hasta tanto eso suceda, en pocas horas se emitirá una Resolución conjunta entre su Secretaría y la Secretaría de Infraestructura con el fin de solicitar se disponga una VISTA a la Secretaría de Patrimonio Histórico y Cultural de todo pedido de demolición o modificación de fachadas, a los efectos de que el Equipo de Arquitectura y Diseño y el Equipo de Historiadores emitan un dictamen por el que se haga saber si el pedido afecta un bien de interés histórico o cultural”, concluyó Lis Claverie.